6
Inicio Entretenimiento Sociales Vanessa Quintero: la mujer que dedica su tiempo libre a limpiar Playa...

Vanessa Quintero: la mujer que dedica su tiempo libre a limpiar Playa El Yaque

Vanessa Quintero es una joven madre de 35 años de edad que llegó hace un año a Playa El Yaque, conocida como tierra de campeones por poseer entre sus habitantes a los mejores atletas del mundo en disciplinas de alto rendimiento como lo es el Windsurf. Preocupada por el medio ambiente, la contaminación y la falta de conciencia ambiental por parte de los habitantes de la zona, decidió crear un proyecto por si sola que ha contado con el apoyo de personas muy especiales: los niños de la comunidad, quienes sueñan con ser reconocidos deportistas a nivel internacional. 

Los niños disfrutan felices las tardes de recolección de desechos sólidos en Playa El Yaque junto a Vanessa al mando, quien usa el patio de su casa para almacenar y organizar la basura, de acuerdo a su categoría: plástico, cartón y vidrio. Lo que puede aprovechar lo utiliza para crear ladrillos para la construcción de viviendas, decorar paredes o incluso armar una y hasta confeccionar ropa. 

Vanessa, de ojos claros y sonrisa esperanzadora no sólo crea conciencia ambiental a los pequeños, sino que también los enseña a leer y a escribir en su propia casa, con autorización de sus padres. Muchos de ellos han dejado de asistir al colegio por falta de útiles escolares. No cuentan con zapatos, cuadernos, uniformes y algunos hasta deciden trabajar como pescadores o vendedores a su corta edad para poder llevar algo de comer a sus hogares golpeados por la crisis económica de Venezuela. 

En múltiples ocasiones ha intentado obtener ayuda gubernamental para la limpieza de las playas, lo que debería ser obligación del Ministerio del Poder Popular para el Ecosocialismo, pero la desidia y el abandono son los acompañantes fieles de Playa El Yaque, conocida mundialmente como una de las mejores del mundo por sus condiciones ideales para practicar kitesurf y windsurf; tanto es así que muchos extranjeros viajan a este espectacular sitio para reclutar nuevos atletas o simplemente vacacionar. 

Pese al potencial que Playa El Yaque tiene para ofrecer, gran parte de sus habitantes viven en pobreza. Los niños con sus cabellos rubios quemados por el mar, su acento oriental marcado y su inocencia intacta, caminan durante varias horas sin zapatos, debido a que el único par que tienen lo utilizan para eventos especiales. “Ahorita se pusieron sus cholas porque nos iban a entrevistar, pero muchos de ellos no tienen nada que ponerse” dijo Quintero con mucha preocupación. 

Los niños realizan actividades recreativas para aprender sobre la consciencia ambiental.

Vanessa se muestra como una mujer sencilla, de corazón noble y con una verdadera preocupación por sacar a su comunidad adelante pese a las adversidades. No recibe ayuda económica de ningún ente gubernamental, ni tampoco de alguna fundación, pero sus anhelos de ver Playa El Yaque libre de contaminación la ha hecho seguir contra viento y marea. 

Tímidamente señaló que para ella sería un sueño tener un pizarrón para enseñar desde su casa a los niños a mejorar su lectura y escritura, ya que considera que el sistema educativo venezolano ha desmejorado mucho su calidad. “Los pasan a primer año de bachillerato casi analfabetas, porque aquí no reprueban a nadie” subrayó. 

Sin egoísmo alguno, Vanessa apunta que quiere que los niños puedan tener sus útiles escolares, alguna comida especial con refrigerio o, incluso, unos pares de zapatos para que no estén descalzos en la caliente temperatura de la Isla de Margarita, que suele rondar los 30 grados. 

También, la joven surfista invita a todos los que se quieran unir a su proyecto a participar en él como voluntarios, para volverle a las playas de Margarita (Isla conocida mundialmente como la Perla del Caribe), el brillo que ha perdido en los últimos años.

ARTICULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- PUBLICIDAD-

MÁS POPULAR